LA ELECCIÓN DEL CACHORRO

En primer lugar, y esto es muy importante, toda la familia debe estar conforme en recibir al nuevo huésped. Si su presencia motiva discusiones o fricciones entre los miembros de la misma, el animal lo advertirá y puede repercutir desfavorablemente en él. En cuanto al sexo, existen diversas opiniones sobre cuál es el mejor. La realidad es que no hay una definición exacta sobre este punto. Esta decisión dependerá de si el perro debe convivir con otros ejemplares de distinto sexo. Téngase en cuenta que unaDifícil elección perra en celo no hará distinción de raza y se unirá con cualquier macho, con el resultado de una hermosa camada de... mestizos. Este problema no existirá si los animales con que debe convivir son del mismo sexo. En líneas generales, los machos suelen ser menos cariñosos y de mayor tamaño que las hembras. Hay que tener presente que cuando llega la época de celo es el macho quien, generalmente, busca a la hembra. El mayor inconveniente que muchas personas ven en la elección de una hembra es precisamente este período de celo, que aparece dos veces al año y en el cual puede quedar embarazada. Pero en la actualidad existen medios para evitar o interrumpir el embarazo. Informarse con el veterinario de confianza.
No resulta tarea fácil escoger un cachorro entre una camada de ejemplares. La edad ideal para su adquisición es de siete u ocho semanas. Pero hasta los cinco o seis meses no hay ningún problema de adaptación al nuevo hogar. Si la elección resulta acertada, el esfuerzo y el desembolso económico resultarán compensados por la alegría, satisfacciones y pocas molestias que le deparará el collie.

   Página Inicial


2011 © JZRM  collie@decalfarre.com